El anillamiento en la Laguna de Fuente Piedra

En los últimos 31 años se han establecido en la Laguna de Fuente de Piedra un total de 330.000 parejas reproductoras y han nacido un total de 194.408 pollos. De estos, se han anillado en Fuente de Piedra un total de 17.773 pollos de flamencos hasta el año 2015, último año en el que se produjo la jornada de anillamiento, ya que en 2016 no se dieron las condiciones idóneas.


La laguna ofrece las condiciones naturales para la reproducción del flamenco, ya que sus fangos tienen las sustancias necesarias para la alimentación de sus primeras semanas de vida. Por esos se reproducen miles de ellos.

El objeto principal del anillamiento es estudiar los aspectos científicos de la distribución y biología del ave migratoria lo que es posible gracias a los códigos identificativos que se les colocan a los pollos. Así se pueden estudiar aspectos como su supervivencia, la mortalidad, las migraciones, la reproducción etc.

Cientos de voluntarios colaboran todos los años en cercar a los pollos antes del amanecer y, en silencio, llevarlos a un corral principal, donde se les anilla, mide, pesa y se les extrae sangre para analizar. Los polluelos permanecerán tres semanas más en esta bella Reserva de donde, posteriormente, partirán hacia otras zonas de España, como la cuenca del Ebro o las marismas del Guadalquivir.

Los flamencos adultos acuden durante la noche a la Laguna de Fuente de Piedra para dar alimento a sus polluelos y después se marchan a otros lugares recorriendo, a veces, hasta 150 kilómetros.


Esta Reserva tiene una superficie de 1.364 hectáreas.
La laguna es, junto con La Camargue francesa, la más importantes de Europa (de estas características.); la diferencia estriba en que en La Camargue el nivel de agua se mantiene artificialmente y la de Fuente de Piedra es una laguna salina natural.

Este año, aún habiéndose registrado un año seco, se han dado las condiciones climatológicas para la cría de flamencos y hasta el momento se ha producido el nacimiento de unos 8.000 pollos y aún permanecen unos 1.000 adultos incubando o con pollos pequeños.

El anillamiento en si, comienza cuando aún es noche cerrada, cuatro grupos de batidores con un coordinador al frente, se distribuyen sobre la laguna, haciendo huir a las aves que pueden remontar el vuelo, y conduciendo así a los polluelos al interior del corral, previamente levantado en el centro de la laguna.

Cuando entran el 10% de ellos, se cierran las puertas, se van cogiendo de uno en uno por personal cualificado, y los entregan a los diferentes grupos que se encargan, en primer lugar de la colocación de las anillas, una de P.V.C. blanca en una pata y otra metálica en la otra, con un código identificativo que permite ser visto a corta distancia o con telescopio.

Después se les mide el pico, ala, el tarso y se les pesa, a algunos se les extrae sangre y otros son curados de posibles heridas, por último, se procede a la suelta, que es el fin de este proceso. Todo hay que hacerlo rápido, pero organizadamente, y en un tiempo récord entre tres y cuatro horas.

El anillamiento lo organiza la dirección de la Reserva Natural Laguna de Fuente de Piedra, en colaboración con la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía y el Ayuntamiento de Fuente de Piedra.


Planeta Antequera

No hay comentarios: