20 Iglesias de Antequera

Real Colegiata de Sta. María
Real Colegiata de Santa María La Mayor, declarada Monumento Nacional, ejemplo de obra de transición entre el gótico tardío y el Renacimiento. Construida entre los años 1514 y 1550, es el primer templo concebido dentro del estilo renacentista en Andalucía. Destacan sus columnas jónicas y su artesonado mudéjar, así como la bóveda gótico-mudéjar del Altar Mayor. Inspiró a Alonso Cano para la portada de la catedral de Granada. Acogió una escuela de gramática.

La otra Real Colegiata de Antequera, la Real Colegiata de San Sebastián, fue construida a partir de 1548 por el arquitecto Diego de Vergara, aunque posteriormente sufrió varias alteraciones, y presenta una mezcla de estilos; renacentista y plateresco en la fachada y neoclásico en partes del interior. Es la iglesia mayor de la ciudad, enclavada en una plaza renacentista. Su torre barrocomudéjar se corona con una veleta conocida como “El Angelote”.

Iglesia de San Pedro
Santa María de Jesús
El conjunto de iglesias columnarias renacentistas está formado por las iglesias de San Pedro, Santa María de Jesús y San Juan Bautista. La primera, siglo XVI, presenta bóvedas de crucería góticas, destaca por su monumentalidad renacentista, de gran espectacularidad en los muros de su fachada. Recoge retablos y cuadros de iglesias antiguas de la localidad. La de Santa María de Jesús es una reconstrucción, ya que la iglesia original fue destruida durante la invasión francesa. Tiene planta hexagonal y una profusa decoración. La iglesia de San Juan Bautista presenta una fachada austera, pero su interior está considerado como una de las joyas del barroco andaluz.

San Juan Bautista
Iglesia de Santiago
También fueron construidas en el siglo XVI la Iglesia de Santiago, en sus inicios ermita, con una sola nave cubierta con bóveda; y la Iglesia del Carmen, situada en un escarpe, junto al río de la Villa. Formó parte de un antiguo convento hoy desaparecido, y está declarada Monumento Nacional. De estilo manierista-barroco, destaca el retablo del Altar Mayor, uno de los mejores del barroco andaluz, su artesonado mudéjar y su rica colección de imágenes policromadas.

Convento de Madre de Dios de Monteagudo
Iglesia de San Agustín
Del siglo XVII destacan los templos de la Iglesia de Nuestra Señora de Loreto con su monumental fachada barroca; y la Iglesia de Los Capuchinos con planta de cruz latina. 

El Convento de Madre de Dios de Monteagudo, levantado sobre un antiguo convento derruido a causa de un incendio, es la única iglesia en el mundo cuya planta está en su totalidad realizada a base de curvas, sin líneas rectas. El interior transmite al visitante una sensación de movimiento, conjugando superficies cóncavas con bóvedas en casquetes y otros elementos. Su torre está considerada como uno de los ejemplos más bellos del barroco andaluz.

Por su parte el Convento de Belén, siglo XVII, presenta planta de cruz latina, fachada austera de piedra y ladrillo; y una cúpula decorada con coloridas yeserías barrocas. El Convento de la Victoria, por el contrario, tiene planta octogonal y está inspirado en los modelos del barroco italiano. La fachada de sillería presenta un balcón central que aporta un aspecto civil al edificio. El Convento de la Encarnación es de estilo manierista-mudéjar y repite el modelo de iglesia morisca granadina, con una sola nave cubierta con artesonados.

El Convento de San Agustín es uno de los más antiguos, y la torre de la iglesia presenta un aspecto peculiar al estar situada entre contrafuertes. El estilo predominante es el del manierismo, al que corresponden la capilla, la fachada y la bóveda. Las obras del templo fueron dirigidas por Diego de Vergara, que también dirigió las de la catedral de Málaga. Los lienzos del Altar Mayor son obra de Antonio Mohedano. 

Convento de la Trinidad

El Convento de la Trinidad presenta un estilo barroco muy clasicista. El proyecto se debe a un fraile de la orden de los Trinitarios. Fue levantada entre 1672 y 1683. El interior tiene planta de cruz latina,cúpula en el crucero y capillas laterales comunicadas, formando naves. Destaca la sacristía, cuya decoración tiene influencia oriental. También del siglo XVII datan el Convento de los Remedios, siglo XVII, destacan las pinturas al temple con las que se decoran paredes y bóvedas del interior, además del majestuoso retablo del Altar Mayor, pomposamente decorado. Y el Convento de Santo Domingo del que destaca la armadura mudéjar de la nave central.

Al siglo XVIII pertenecen el Convento de San José, considerado como una de las representaciones más genuinas del barroco antequerano, a tener en cuenta su maravillosa fachada barroca atribuida a Tomás de Melgarejo. Esta fachada responde al esquema compositivo carmelitano, pero con abundancia de figuras paganas. El Convento de las Catalinas presenta una sola nave cubierta con bóveda de cañón, muy repetida tanto en España como en América, con capilla mayor y coro a los pies. El interior, muy recargado en decoración, contrasta con la sencillez del exterior. Por su parte, el Convento de Santa Eufemia presenta reminiscencias de la arquitectura nazarí y aire neoclásico en la fachada.

Convento de San José
El Real Monasterio de San Zoilo, fundado por los Reyes Católicos en 1500. Es un convento de estilo gótico y también está declarado Monumento Nacional. De la obra original se conservan algunas bóvedas y la portada de la iglesia. Destaca la armadura mudéjar de la nave central, las yeserías manieristas de la bóveda de crucería y su portada de piedra arenisca, con arco carpanel de arquivoltas y finas columnillas, todo ello decorado con el cordón franciscano anudado.
Real Monasterio de San Zoilo
Convento de las Catalinas


Planeta Antequera

No hay comentarios: